“La memoria y los sueños”, Santiago Lapeira

Santiago Lapeira
Presidente del Colegio de Directores de Cine de Cataluña.

Torrelobatón, en la comarca de los montes Torozos vallisoletanos, se convirtió allá por 1961 en Vivar. Fue gracias a Anthony Mann, que recreó en el pueblo algunas escenas de su película El Cid, con la participación de casi 400 vecinos.  Los recuerdos de aquel rodaje son el eje central de Bienvenido Mr. Heston, un largometraje documental dirigido por Pedro Estepa y Elena Ferrándiz que descubrí gracias a Twitter.

El Cid es una de las películas de la década de los sesenta junto a Rey de Reyes, 55 días en Pekín, El Fabuloso Mundo del Circo, La Caída del Imperio Romano y después Doctor Zhivago y Lawrence de Arabia, que ayudaron de forma decisiva a colocar a la industria del cine español en el mapa de las localizaciones internacionales de rodaje. Cuando las Film Commissions no existían, tuvieron la meritoria función de enseñar al mundo  las capacidades productivas y el talento de los profesionales que hacían cine en España, con más voluntad que medios. Los decorados que estas películas desplegaron en los Estudios Chamartín (hoy Estudios Buñuel), en los estudios creados por el propio productor Samuel Bronston, en el puerto y el teatro del Liceo de Barcelona, en Valsaín en la sierra madrileña y también en el castillo comunero de Torrelobatón, son el símbolo que dibujó un espejismo, pero también una oportunidad que permitía soñar en superproducciones más allá de las miserias presupuestarias de la época.

Bienvenido Mr. Heston, con seguridad, recuperará  la memoria de los torreños y también la de todos los amantes del cine. Yo, gracias a ella, recordaré muy especialmente a  los constructores de sueños (en el sentido más literal y práctico de la expresión) que son los técnicos. Los formidables técnicos del cine español. Como los que intervinieron en esta superproducción de la época: Tadeo Villalba (producción) José López Rodero, Julio Sempere, José María Ochoa (asistentes del director) Antonio Baquero y Antonio Bueno (efectos especiales) Manuel Berenguer (DOP de la segunda unidad), Magdalena Paradell (asistente de montaje), José María Alarcón, Julián Martín y Vicente Sempere (departamento de arte). Todos ellos seguro estarán o estarían agradecidos a Pedro Estepa y a Elena Ferrándiz por recordar, alcanzados los quince primeros años del siglo XXI, su excelente trabajo de entonces.

 

Santiago Lapeira es director y guionista. Actualmente preside el Col·legi de Directors i Directores de Cinema de Catalunya y es miembro del Patronato del Festival Internacional de Cine de Sitges. En su filmografía destacan dos largometrajes documentales “Masones, los hijos de la viuda”, “Il Coraggio” y el documental para televisión “El enigma Ali Bei”.