Julio Rey diseña el cartel de “Bienvenido Mr. Heston”

El ciego sol se estrella
en las duras aristas de las armas…

¡Amarillo! Me dijo Pedro Estepa, cuando, junto a Elena Ferrándiz, nos reunimos en una terraza del madrileño Paseo del Pintor Rosales, aquella tarde de primavera en la que el sol no se estrellaba ciego contra la acera, más bien perseguía acariciarla. Su proyecto de documental Bienvenido Mr. Heston estaba en fase de montaje y edición, había llegado el momento de que tuviera su afiche, su tarjeta de presentación ad hoc: una rúbrica que, como un tatuaje, contuviese gráficamente la síntesis de su discurso.

 … Llaga de luz los petos y espaldares
y flamea en las puntas de las lanzas…

¡Amarillo! Como los extensos campos de trigo que, inevitables, tiñen de reflejos dorados las querencias de la memoria esteparia de Pedro, que un buen día alentaron en él la necesidad de “resucitar”, otra vez, al Cid y su paso cinematográfico, por el Torrelobatón solariego, en la que el “Campeador” made in Hollywood plantó su huella en 1961, regando de dólares, como Mr. Marshall, los barbechos.

… El ciego sol, la sed y la fatiga.
Por la terrible estepa castellana…

Y con acalorado amarillo calenté mi paleta, dispuesto, también, a desperezar el rastro del Rodrigo Díaz de Vivar de Anthony Mann en mi propia memoria. Como si fuera una moneda plantada de golpe en la frente, se sujetó en mi reminiscencia el admirablemente cincelado perfil, de titán con cota de malla y refulgente casco medieval, de Charlton Heston y que, junto a los ”himaláyicos” pectorales de Doña Jimena Loren subrayados por fílmicos vestidos de infarto, estaban instalados en mi aletargado catálogo de ecuménicos iconos y húmedas fantasías infantiles. Solo tuve que agitarlos y dejar que, después de despiertos, mis pinceles los retrataran, el resto una tipografía adecuada, la Birch Std. que resaltará, aunque sin caer en el tópico, el épico espíritu del film, que tanto alimenta la nostalgia de los vecinos de Torrelobatón, reflejada con emoción en el documental de Pedro y Elena. Solo espero que mi inspiración, lápiz y pincel hayan acertado.

… Al destierro, con doce de los suyos
-polvo, sudor y hierro-, el Cid cabalga…

Poema: Castilla de Manuel Machado.
Julio Rey.

 

CARTEL_BMrH_SEMINCI_con_medidas

 

Diseñado y realizado por Julio Rey (Madrid, 1955). Reconocido dibujante gráfico de la prensa nacional y pintor español. Su extensa carrera se vincula a su compañero José María Gallego. Los dos firman como Gallego & Rey en el diario El Mundo y son conocidos por plasmar su visión de la actualidad en viñetas. Ha trabajado para diferentes medios de comunicación como Diario 16, El País, El Jueves, Marca y Telecinco, entre otros.

 

Cid5_300ppp